El tratamiento térmico de materiales, en concreto de metales, sirve para la mejora de sus propiedades. Así, mediante las reacciones termoquímicas caducas, los materiales pueden ser, por ejemplo, más duros, más maleables y más resistentes a la corrosión, lo cual proporciona una calidad y una durabilidad del producto mayores.

El tratamiento térmico en lecho fluidizado se utiliza principalmente para endurecer, poner al rojo vivo, revenir o nitrurar y nitrocarburar materiales. El enfriamiento brusco y la maduración son posibles y ofrecen grandes ventajas para algunas industrias. La clave de las aplicaciones son el endurecimiento de herramientas de bajo consumo energético, el tratamiento de piezas de baja o nula distorsión así como el tratamiento rápido de piezas especiales.


Industria automovilística

Para la industria automovilística, las instalaciones de SCHWING TECHNOLOGIES ofrecen una excelente oportunidad de, por ejemplo, moldear y endurecer piezas de carrocería con la ayuda de un tratamiento térmico extraordinariamente uniforme. Además del tratamiento térmico especialmente cuidadoso y libre de fallos, esta tecnología también alivia la alta presión de producción de los fabricantes de automóviles y sus proveedores: Ahorra más tiempo y por ello consume menos energía que la mayoría de aplicaciones similares.

Tecnología médica

La tecnología médica es una industria de alta precisión para la que se aplican los más altos estándares de calidad. Lo mismo ocurre con el sector de producción del tratamiento térmico. Por ejemplo, los stents, cuya composición básica es el acero fino, deben ser moldeados con precisión. Estos productos médicos que salvan vidas son a menudo tan pequeños que su tratamiento uniforme y su moldeo resultan problemáticos. Con los métodos de tratamiento térmico de SCHWING TECHNOLOGIES, tanto el moldeo como el endurecimiento estables y cuidadosos con el material transcurren de manera sencilla y eficaz.


Aplicación múltiple

Muchos otros materiales de alta calidad, en parte también delicados, pueden ser utilizados para fines médicos después de haber sido sometidos a tratamiento térmico. El tratamiento térmico es un proceso muy delicado, ya que si se realizara un control irregular de la temperatura se producirían rápidamente daños en el material. Por ello, el tratamiento térmico debe efectuarse con detenimiento y se deben tener en cuenta las exigencias especiales de los distintos materiales y de los componentes de los materiales. Para que estos requisitos cada vez más exigentes no incrementen más los gastos de fabricación, SCHWING TECHNOLOGIES fabrica y gestiona sistemas de tratamiento térmico especialmente eficaces que resultan económicos incluso en el caso de pequeños lotes.

Técnica del proceso de lecho fluidizado

Además del tratamiento térmico específico de piezas metálicas en un lecho fluidizado, SCHWING TECHNOLOGIES ofrece una amplia experiencia en la fabricación de reactores de fluidización específicos para la aplicación termoquímica de sustancias en polvo mediante gases de reacción fluyentes en atmósferas variables.

Encontrará más información sobre el tema "técnica del proceso de fluidización" aquí o en nuestro portal especializado www.fluidized-bed-process-technique.com.

   ¿Quiere Usted saber más?
Llámenos al número +49 2845 930-115, envíenos un e-mail o diríjase directamente a su persona de contacto.